Trucos de Belleza

Cosas que hacemos mal en nuestra rutina de belleza

¡Hola Chic@s!

Las españolas gastamos más en productos de belleza en Europa. Las estadísticas afirman que cada día gastamos más en tratamientos de belleza, incluida la peluquería. ¿Lo que más nos preocupa? El envejecimiento de la piel.

Pero ¿hacemos bien nuestra rutina de belleza?

Veamos algunas cosas que solemos hacer mal y que deberíamos corregir:

Para que cualquier tratamiento haga su trabajo, debemos de limpiar nuestro rostro perfectamente, lo que debemos de conseguir es que ninguna suciedad se mezcle con el tratamiento, de esta manera estaremos consiguiendo que el tratamiento no se contamine al tiempo que facilitamos su total absorción, de esta manera también potenciaremos su eficacia.

Hacer una visita a vuestra esteticista y que os haga una limpieza en profundidad. La piel os lo agradecerá, estará mucho más bonita y suave.

No olvidéis limpiar el rostro cada noche con los productos adecuados.

Cada piel es única e irrepetible, por eso a la hora de elegir un tratamiento, déjate aconsejar por las profesionales. Hazte con lo que te vaya bien a ti, no a tu amiga. Cuando te pongas las cremas hazlo efectuando un suave masaje desde adentro hacia afuera y con movimientos ascendentes, esto es muy importante. No es necesario ejercer ninguna presión en el rostro.

Es necesario que en el contorno de ojos utilices una crema específica, no vale la de la cara.

La piel del contorno de ojos es hasta cuatro veces más fina que en el rostro, por eso es necesario aplicar los productos dando pequeños toques desde fuera hacia adentro, y siempre en el mismo sentido, no hagamos movimientos bruscos, pues con el tiempo, desplazaríamos esta delicada piel y perderíamos la elasticidad del contorno.

envejecimiento-prematuro

En caso de tener bolsas aplicaríamos una ligera presión con la yema de los dedos, para ayudar a reducirlas. El exceso de crema sobre la piel es un error, tapona los poros provocando brillos, y el maquillaje nos quedaría sencillamente horrible. Aplicaremos solo la cantidad necesaria de producto, esta cantidad vendrá determinada en base a: tipo de piel y sus necesidades, como también el tipo de crema utilizada, la piel se encargara de decirnos ¡basta! Hazle caso pues no conseguirás nada excediéndote.

A la hora de aplicar las cremas, empezaremos por las más ligeras terminando por las más untuosas, de esta manera nos aseguraremos, de que todas harán su función sin ningún sin oponerse las unas a las otras.

Nunca dejes de utilizar el protector solar aunque estemos en invierno.

Hoy en día todas las cremas tienen protección solar, pero no es suficiente para protegernos de los daños que provoca el sol en la piel en todas las épocas del año. A la hora de comprar una crema, mira bien que factor solar lleva, y si es necesario (siempre lo es) usa un protector. Para esto pide ayuda a las profesionales.

Ya para finalizar lo que siempre os digo:

Ser constantes, pues solo así conseguiréis tener una piel sana y bonita.

Aprovechar la rutina de belleza de la noche, para relajaros del estrés del día. De esta manera descansareis mejor y estaréis más preparadas para la lucha del siguiente día.

Y … Esto último sí que es un gran consejo de belleza:

Mimaros y quereros y ser generosas con vosotras mismas.

Colaborar comentando.
Un saludo
Mari Carmen

2 Comments

Que te ha parecido? Publica tu comentario

Articulos Recomendados

Cosas que hacemos mal en nuestra rutina de belleza

por mdortiz tiempo de lectura: 2 min
2
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x