Bienestar

Recuperar nuestra rutina después de Navidad

¡Hola Chic@s!

La Navidad se ha marchado, y con ella se deben de marchar también todos los excesos. Tenemos que recuperar nuestra rutina después de Navidad. Con la rutina hemos de volver a tomar el control sobre nuestra alimentación. No es necesario lanzarnos a dietas severas, siquiera a dietas, tan solo volver a nuestras cinco comidas diarias, ejercicio regular y agua.

La Navidad quizás sea la época más intensa del año, muchas reuniones, comidas, bebidas “típicas” y dulces, muchos dulces, concentrados en muy poco tiempo. Al recuperar nuestra rutina, después de la Navidad, quizás lo hagamos un poco estresadas, algo hinchadas, con un par de kilos de más, y sintiéndonos culpables. Vamos a recuperar nuestros pensamientos positivos, volviendo a nuestra rutina, a recargar las pilas.

Vamos a desintoxicar nuestro organismo de todos los excesos de la Navidad, pero conscientemente, poco a poco, pero firmemente.

En estos días empiezan a sonar con fuerza las dietas desintoxicantes, ni caso, si llevamos una alimentación sana, variada, rica en pescados, frutas y verduras, y todos los grupos de alimentos de la pirámide, ayudaremos a nuestro hígado y nuestros riñones a desintoxicar nuestro organismo sin someterlos a un trabajo extra que al final no nos servirá para nada, pues abandonaremos a la primea de cambio.

piramide

Las hojas verdes siempre son beneficiosas, verduras como acelgas, lechuga, espinacas…Son alimentos desintoxicantes que también aportan fibra, muy necesaria para el buen funcionamiento del tránsito intestinal, al tiempo que ayudan a que el hígado trabaje a su ritmo.

Podéis recurrir a las ensaladas de brotes de todo tipo de verduras, como plato principal, como guarnición, ¡en fin!, hay muchísimas formas de ingerir estos alimentos, sin caer en la rutina de comer siempre lo mismo y cocinado de la misma forma. Un poquito de imaginación en la cocina viene genial.

El pescado al horno, cocido, a la plancha, podemos cocinarlo de mil maneras distintas está buenísimo y ya sabemos que es rico en Omega3, y es fácil de digerir. Volveremos a hacer ejercicio, por poco que sea siempre es mejor que nada. Tomaremos nuestros ocho vasos de agua al día, para ayudar a los riñones y para hidratarnos.

Por otro lado nutrición y belleza van de la mano, si nos sentimos bien por dentro, estaremos guapas por fuera y estaremos contribuyendo a nuestro bienestar general.

Por lo tanto debemos de recuperar nuestra rutina ¡ya!

Colaborar comentando.
Un saludo
Mari Carmen.

Que te ha parecido? Publica tu comentario

Articulos Recomendados

Recuperar nuestra rutina después de Navidad

por mdortiz tiempo de lectura: 2 min
0
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x