Desde Mi Rincón

La sensualidad, nuestro cuerpo es una gran zona erógena

¡Hola chic@s!

La sensualidad es la capacidad que tenemos los seres humanos para seducir a nuestra pareja y para despertar en ella pasión y atracción. La sensualidad es innata en las personas, sólo tenemos que aprender a explotarla para sentirnos más atractivos y sexy. Pero hay que tener en cuenta que ser ser sexy es principalmente una cuestión de actitud. La personalidad también es uno de los factores que más influyen para ser considerados sexy.

Ya sabemos que hombres y mujeres somos diferentes, y en el tema erótico quizás más; pero compartimos algunas zonas erógenas: aquellas partes del cuerpo en las que tenemos mayores terminaciones nerviosas y ambos sexos disfrutamos cuando nos estimulan adecuadamente; son las llamadas zonas erógenas.

Sensualidad

Las zonas erógenas se dividen en dos formas: primarias, que son las partes del cuerpo más sensibles y que responden con mayor facilidad a la estimulación, y las secundarias, que también responden a las caricias pero en menor grado.

Las zonas primarias las conocemos todas, veamos las secundarias.

  • El cabello: Un masaje en la cabeza nos produce una sensación muy placentera, nos relaja, nos libera del estrés por lo cual podemos utilizarlo al principio para preparar cuerpo y mente o al final del acto sexual, según los resultados que queramos conseguir.
  • Los brazos: Los brazos y sobre todo la parte interna del antebrazo, son sumamente sensibles y se pueden estimular tanto con las manos como con la punta de la lengua.
  • Las orejas: Son una parte del cuerpo muy sensibles, y curiosamente las de los hombres suelen ser más sensibles que las de las mujeres. Son dos partes muy sensibles en ambos sexos: el lóbulo de la oreja y la parte trasera.
  • La boca: ¿qué decir de la boca? Su sensibilidad va aumentando con la excitación, haciéndola especialmente sensible a las caricias y al roce de otros labios.
  • Pechos: En la mujer, los senos es una de las partes más sensibles, siendo uno de los centros de placer, sin embargo el pecho del hombre responde con menor intensidad que el de la mujer, pero sigue siendo una zona de placer, también para él.
  • La espalda: A los dos lados de la columna vertebral alrededor del ombligo y el vientre, las mujeres experimentamos un gran placer. Los hombres él en ombligo y el pubis.
  • Pies: Todas sabemos que los pies son un centro importante de terminaciones nerviosas que proporcionan sensaciones muy, muy placenteras.

Si nos fijamos, veremos que todo nuestro cuerpo es una gran zona erógena, pues la piel que lo recubre quizás sea la mayor fuente de sensaciones. Pero para saber estimular a nuestra pareja, debemos conocer bien nuestro cuerpo, así como el de nuestra pareja. La mejor vía para tener una relación sexual llena de satisfacción, es sin duda la sinceridad y sobre todo la comunicación.

Pero recuerda una cosa: que solo sintiéndote cómoda podrás sentir la sensualidad en toda la acepción de la palabra.

Colabora comentando.
Un saludo.
Mari Carmen.

2 Comments

Que te ha parecido? Publica tu comentario

Articulos Recomendados

La sensualidad, nuestro cuerpo es una gran zona erógena

por mdortiz tiempo de lectura: 2 min
2
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x
Suscríbete al Blog

Recibe cada nuevo post en tu email y estarás al día de lo último en belleza, vida sana y lifestyle

Tus datos nunca serán compartidos con terceros sin tu autorización.
x